7 feb. 2012

A Marta del Castillo


3 comentarios:

luismi dijo...

Valiente y bello poema, Edith. Un saludo

Ángeles Fernangómez dijo...

Un hermoso acrónimo por la niña "perdida". Qué hermosa.
besos

Carlos San José dijo...

Muy emotivo. ¡Fantástico!